CE-RE-BRO

6 enero 15

Relojes que pesan, minutos que pasan, constantes vitales te arrasan, y las muestras de sangre se espesan. Se condensan las gotas de plasma en el plástico de tus córneas y luego mastico un espasmo espontáneo. Las voces etéreas resuenan, ladridos alerta de orejas despiertas. Coso bajo, descoso el hilo del sueño, la parca en palabras y las obras paradas. Mírate los parpados por dentro ocho horas y luego mira el mundo de nuevo. Bebo, no puedo, me desespero y después recupero. CE-RE-BRO.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: