Me gusta…

9 marzo 11

Me gustan las pequeñas cosas. Y las grandes también. Me gusta andar por la calle cuando no hace ni frío ni calor. Me gusta el viento en el pelo. Me gusta cantar muy bajito en el autobús. Hasta que pienso que igual me piensan. Me gusta fluir, que mi mente llegue adonde quiera. A veces me gusta controlarme. A veces no. Me gusta estar desnuda. Me gusta mi manta. Me gusta fumar el último cigarro. Y beber la primera cerveza. Me gusta mirarme al espejo y poner caras raras. Me gusta no verte y saber que estás sonriendo. Me gusta leer hacia dentro pronunciando cada letra y parándome en las comas. Me gustan las comas, y los puntos aún más. Me gusta escribir mis anhelos y meterlos donde nadie los lea. Me gusta ser valiente. Me gusta esa sensación que tengo cuando digo muchas veces una palabra y al final no tiene sentido. De hecho, me gusta inventarme palabras. Y usar expresiones que nadie más usa. Y me gusta ver que la gente se ríe. Me gusta la música. La mía y la tuya. Me gusta detenerme a escuchar la letra, y buscarla para aprendérmela. Me gustan los directos. Me gusta ver fotos viejas, y me gusta enseñarlas. Me gusta perder el tiempo. Me gusta jugar, me gusta no tener que ganar. Me gusta respirar hondo e inundarme por dentro de felicidad. Me gusta cuando estoy bien. Me gusta cuando estoy mal. Me gusta aprender de mis errores. Me gusta tocar la guitarra, y mirar las estrellas tirada en la hierba. Me gusta el olor a ropa tendida, y a café por la mañana. Me gusta imaginar historias antes de dormir. Me gusta abrazar un cojín. Me gustan mis pecas. Me gustan mis ojos. Mi ombligo también. Me gusta llevar camisetas anchas sin sujetador. Me gusta comentar las películas, y los libros. Me gusta el chocolate, y el pan, también me gusta comer gominolas. Me gusta sentarme mirando hacia la puerta, y de espaldas a la gente. Me gusta sostener la mirada. Me gusta enredar con la lengua. Me gustan los niños pequeños. Me gusta apreciar bien una imagen. Me gustan las conversaciones que no quieres que se acaben. Me gusta escuchar, y que me escuchen. Me gusta compartir. Me gusta que me hablen con franqueza, pero con respeto. Me gusta caminar sola por la ciudad. Me gustan las crepes de nutella. Me gusta entrar a la Fnac a cotillear. Me gusta el olor de los libros viejos. Y el de los nuevos. Me gusta mi perfume. Y las mandarinas. Me gusta ponerme las cerezas en la oreja. Me gusta encontrar peluches viejos. Y abrazarlos de nuevo. Me gusta sonreír al recordar algo. Me gusta beber agua. Me gusta ser torpe. Me gusta el sol mientras me baño en el río. Me gustan los peces, los gatos, las serpientes. Me gusta jugar con los perros. Me gusta mirar las plantas, el árbol arriba, la flor abajo. Me gusta ver documentales sola. Me gusta la música en la calle. Los acordeones. Me gusta recordar olores y sensaciones. Me gusta dormir. Me gusta imaginar gente. Me gusta leerte. Me gusta aprender. Me gusta esa sensación en el estómago cuando apareces. Me gusta tu sonrisa, y tus manos temblando. Me gusta gritar en medio del campo. Me gusta no tener sentido. O sí. Me gusta ser puntual. Me gusta que me mires y no hagan falta palabras. Me gusta que me despiertes con besos en el cuello. Me gusta caminar intentando no hacer ruido. Me gusta soñar, y apuntarme lo que he soñado. Me gusta dibujar. Me gusta oír un buen solo de guitarra. Me gusta estar cómoda. Me gusta estar en la cama. Me gusta sentir que me cruje la espalda. Me gusta caminar dando saltitos. Me gusta volver a casa. Me gusta volver a irme. Me gusta escuchar música en el coche. Y cantar, cantar, cantar. Me gusta tender, y planchar. Me gusta intentar cocinar. Me gusta sentarme en el suelo de mi habitación. Me gusta releer poemas que me han gustado. Me gusta el limón, y también las piruletas. Me gusta catar el vino y notar el toque a madera al final. Me gusta leer manga. Me gusta la franela. Me gustan las tormentas, y la melancolía. Me gusta mi memoria. Me gusta despreocuparme. Me gusta secarme el pelo. Me gusta leer prospectos. Me gusta hundirme en la almohada. Me gusta darle pellizquitos al pan recién comprado. Me gusta el cigarrito de después. Me gusta improvisar. Me gusta morder y arañar. Me gusta que me hagas cosquillas. Me gusta poner cara de sorpresa, cara de loca, cara de zombie, cara de perrito triste, cara de enfadada. Me gusta la tercera cerveza de la tarde. Me gusta la adrenalina. Me gusta descubrir cosas que me gustan. Me gusta darme cuenta de que estoy pensando en ti. Me gusta ver pelis raras. Me gusta saltar en la cama. Me gusta comprender. Me gusta releer lo que escribo para ver cómo funciona mi cabeza. Me gusta ver que hay un hilo conductor. Me gustan las patatas fritas, me gusta hacer pancartas. Me gusta saber que siempre hay algo que me gusta. Me gustan muchas cosas, pero con todas estas ya me voy contenta a dormir.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: