Desde el puerto.

13 abril 10

A veces, la luna refulge en mí,

la luz es diáfana, resplandeciente;

restalla el alma, en lo hondo siente

peces de colores: metal y añil.

A veces, se resbala el cielo en mí.

Quintaesencia azul, argénteas miradas

son en mi pecho puñales de escarcha;

duele saberse reflejo de ti.

Escucha, Noche, que canta el poeta:

de ríos son sus versos, de caminos.

En mi mar convergen todas las letras,

letras que surcan la vida nadando.

Por el puerto que le lleva al destino

se quiebra la voz… Sigue caminando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: